bocaditos de avena para bebés

Hamburguesas, bocaditos, croquetas, panqueques… Estos tipos de preparaciones serán unos de nuestros principales aliados al implementar el método BLW. Además de ser fáciles de hacer, permiten que podamos acoplar diversos nutrientes en una sola comida y que sea cómodo para el bebé comer con la mano.

Esta receta surge en mi afán de buscar nuevas formas de ofrecer cereales a mi bebé. La armé a prueba y error, midiendo, modificando y también improvisando, para lograr unos bocaditos simples, ricos y nutritivos.

Todo empezó allá por el 2022, cuando mi bebé tenía unos 6 o 7 meses y recién empezábamos la alimentación complementaria. Yo había estado leyendo que los champiñones eran una buena opción como uno de los primeros alimentos del bebé.

Sin embargo, cuando los cociné, la textura me pareció demasiado chiclosa. No se desarmaban tan fácilmente como a mí me hubiera gustado. Entonces decidí, para estar tranquila yo, dárselos bien picaditos en un omelette.

Vale aclarar que esta fue mi preferencia personal, y que bajo ningún punto de vista estoy contradiciendo a los profesionales que afirman que es seguro ofrecer champiñones a los bebés. Decidí hacerlo de esta forma porque así lo sentí, y me parece importante que una madre pueda confiar en su instinto.

En fin, volviendo a la historia. Como no soy muy fan del porridge, un día estaba buscando alternativas para introducir la avena en la dieta de mi bebé. Se me ocurrió hacer unos bocaditos y, acordándome de mi humilde omelette, me dije: ¿y si le meto unos champis? Así que mandé lo que tenía en casa. Un poco de esto, otro poco de aquello… et voilà! Así nació esta deliciosa receta BLW.

Lo que me gusta de este tipo de preparaciones es que se puede cambiar la forma (redonda, alargada, etc.) y adaptarla a cada bebé. Yo los hice redondeados con la ayuda de una cuchara y salieron 16 bocaditos. Otra cosa que AMO de esta receta es el hecho de poder ofrecer cereales sin que queden copitos o granitos desparramados por toda la casa. Bebé feliz con su comida y mamá feliz que limpia menos.

Los ingredientes principales son: avena molida, champiñones, zucchini (calabacín) y huevo. Le agregué también especias porque me parece que está bueno sumarle un poco de sabor a la comida de mi hijo, por más de que no lleve sal. Obvio que esta parte es completamente opcional, tiene más bien que ver con los gustos personales y con la etapa de la alimentación del bebé.

Creo que esto lo digo en todas las recetas que preparo: los probé y son muy ricos. ¡Pero es porque es cierto! Si no, no las compartiría, y tampoco se lo ofrecería a mi bebote. Digamos que mi paladar es el filtro. Y la verdad que me sorprende lo rica que puede quedar la comida, por más de que prescindamos de ingredientes que utilizamos todos los días, como la sal y el azúcar.

Pero la opinión que nos interesa verdaderamente no es tanto la mía, sino la del bebé degustador. Y puedo decir con orgullo que disfrutó mucho de estos bocaditos, se ve que le gustaron.

La textura es ideal para el Baby-Led Weaning a partir de 6 meses, pero no hay límite de edad para servir esta preparación. Si querés incorporar alimentos saludables clave en la dieta de tu bebé, como la avena y los champiñones, seguí leyendo, hacela… ¡y después contame!


Ingredientes

un bol con avena molida, otro bol con 2 huevos y un plato con 1 zucchini y 3 champiñones

Champiñones: utilizaremos 100 g de champiñones comunes, pero puede ser otro tipo de champiñón, como gírgolas, portobellos… los vamos a picar bien chiquitos así que no hay problema con la textura.

Zucchini: 200 g de zucchini (calabacín) equivale aproximadamente a un zucchini pequeño o ¾ de uno mediano. Lo podés pesar o medirlo a ojo.

Avena molida: la avena es el ingrediente principal de esta receta, así que necesitaremos 100 g de avena molida. 

Huevos: vamos a usar 2 huevos grandes, que es lo que va a permitir que los ingredientes queden unidos y podamos armar estos bocaditos.

Pimentón dulce: ingrediente opcional y a gusto. Yo puse 1 cucharadita.

Ajo en polvo: de nuevo, opcional. En mi caso, metí 1 cucharadita para dar un toque más de sabor.


¿Cómo preparar los bocaditos de avena BLW?

1) Poner una sartén a calentar a fuego medio con un chorrito de aceite de oliva. Mientras tanto, lavamos los champiñones con agua fría y los cortamos en rodajas finas. Los cocinamos hasta que se reduzcan y queden doraditos, aproximadamente de 2 a 3 minutos. Reservar.

champiñones recién cocinados en una sartén

2) Lavar el zucchini. Lo rallamos con la parte gruesa de un rallador. Lo escurrimos bien para sacarle el exceso de agua, con un trapo de cocina o con las manos. Reservar.

un bol de zucchini rallado

3) Picar los champiñones en trocitos bien pequeños. A esta altura, ya deberían estar lo suficientemente fríos como para manipularlos tranquilamente y que no quemen.

champiñones picados en un plato

4) En un recipiente grande, mezclar todos los ingredientes: zucchini, champiñones, avena, huevo y especias.

un recipiente grande con mezcla para hacer bocaditos de avena para bebés

5) Calentar la sartén a fuego medio y agregar un poquito de aceite de oliva (puede ser la misma que usamos para los champiñones). Armar los bocaditos con la ayuda de una cuchara o con las manos. Cocinarlos de 4 a 5 minutos de cada lado, dependiendo del grosor. Tienen que quedar doraditos. Una vez que los retiramos del fuego, los dejamos enfriar un poco para servir.

bocaditos de avena para bebés

Consejos y tips

  • El tamaño y la forma de estos bocaditos es verdaderamente a elección. Pueden ser más grandes, más chicos, redondos, ovalados, alargados… Lo único que tenemos que tener en cuenta es que el tiempo de cocción puede variar.
  • Si conseguís los copos enteros de avena, podés triturarlos en una licuadora o procesadora. No hace falta que quede completamente hecha polvo. Calculamos más o menos el tamaño de unas semillas de chía para obtener una buena textura.
  • Podemos reemplazar el zucchini por cualquier otra verdura, como zanahoria o brócoli, por ejemplo. Lo que cambia, además del gusto, es que algunos vegetales necesitan cocción, así que tendremos que hervirlos o saltearlos antes de incorporarlos a la mezcla.
  • Las especias que elegí yo fue por gusto personal, pero se pueden omitir o cambiar. En bebés más pequeños, privilegiaremos opciones suaves, e intentaremos evitar las más fuertes y picantes (por lo menos hasta el primer año).
  • Los bocaditos se pueden congelar una vez armados, crudos o cocidos. Es una buena opción para tener en stock y solucionar el aporte de cereales de una comida.

Acompañamientos

Estos bocaditos se pueden acompañar con diversos alimentos, pero principalmente intentaremos combinarlos con frutas, verduras y lácteos, ya que ya tenemos un buen aporte de carbohidratos. Se puede agregar proteína, pero no es necesario por los champiñones y el huevo.

Siempre recomiendo elegir lo que tengamos en casa, y así evitar sumarnos carga mental (creo que ya tenemos bastante). Te dejo opciones por las dudas:

  • Verduras: coliflor, brócoli, remolacha… queremos fibra, sabor, y si se puede… ¡color!
  • Frutas: banana, pera, naranja, kiwi… la que consigas en estación y/o la que le guste a tu baby.
  • Yogur: soy fan de untar un poquito de yogur natural o yogur griego en este tipo de preparaciones.
  • Semillas: Si elegís ponerle yogur, también podés agregarle unas semillitas por arriba (team “te meto semillas de chía donde encuentro espacio”).

Consejos para el Baby Led Weaning

Para el BLW de 6 a 9 meses… ¡adaptá la forma!. Si las hacés redondas, las podés cortar a la mitad, o podés directamente darle forma de bastoncitos cuando las armes. Solo hay que tener en cuenta que el tiempo de cocción puede variar según la forma y el tamaño de los bocaditos.

Lo ideal sería preparar esta receta una vez que ya hayamos introducido el huevo en la dieta del bebé, ya que es un alérgeno común. Si tenés preguntas sobre las alergias, no dudes en consultarlo con tu pediatra de confianza.

En lo que respecta a mis amigas, las especias: sí, son mis amigas porque le dan un rico sabor a la comida de mi hijo, hasta yo la disfruto (y eso que cuando estamos acostumbrados a comer sal todos los días, es raro poder apreciar los sabores “al natural”). Es importante que tengamos en cuenta la edad del bebé.

Si la alimentación complementaria recién empieza, podemos dejar que experimente con sabores más simples, sin especias. Mientras vaya avanzando, las podemos ir incorporando de a poco, empezando por las más suaves.

Por último, es muy importante elegir el formato y la consistencia apropiados para las frutas y/o verduras que propongamos como acompañamiento. Podés leer más sobre esto en la guía completa BLW o en el artículo sobre alimentos prohibidos.

Bocaditos de avena BLW (¡con zucchini y champiñones!)

Dificultad:: Principiante Tiempo de preparación: 15 mins Tiempo de cocción: 10 mins Tiempo total 25 mins

Descripción

Perfectos para el Baby Led Weaning, una manera distinta de ofrecer cereales. ¡Saludables, fáciles y ricos!

Ingredientes

Instrucciones

  1. Poner una sartén a calentar a fuego medio con un chorrito de aceite de oliva. Mientras tanto, lavamos los champiñones con agua fría y los cortamos en rodajas finas. Los cocinamos hasta que se reduzcan y queden doraditos, aproximadamente de 2 a 3 minutos. Reservar.

  2. Lavar el zucchini. Lo rallamos con la parte gruesa de un rallador. Lo escurrimos bien para sacarle el exceso de agua, con un trapo de cocina o con las manos. Reservar.

  3. Picar los champiñones en trocitos bien pequeños. A esta altura, ya deberían estar lo suficientemente fríos como para manipularlos tranquilamente y que no quemen.

  4. En un recipiente grande, mezclar todos los ingredientes: zucchini, champiñones, avena, huevo y especias.

  5. Calentar la sartén a fuego medio y agregar un poquito de aceite de oliva (puede ser la misma que usamos para los champiñones). Armar los bocaditos con la ayuda de una cuchara o con las manos. Cocinarlos de 4 a 5 minutos de cada lado, dependiendo del grosor. Tienen que quedar doraditos. Una vez que los retiramos del fuego, los dejamos enfriar un poco para servir.

Palabras claves: avena, zucchini, calabacín, champiñones, huevo, blw, baby led weaning, bocaditos, 6 meses, 7 meses, 8 meses, 9 meses, 10 meses, 11 meses, 1 año, toddlers
Archivar debajo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio